Estás en: Inicio » Recetas » Berenjena Ahumada

Berenjena Ahumada

Berenjena Ahumada

Un dip LIVIANO y SABROSO

Para los enamorados de los sabores intensos, tenemos listo este dip sano que no puedes dejar pasar. Y es que no hay nada más extraordinario que enfrentarse a un proceso ahumado cuando sucede sin aviso previo. ¡Encima saludable! Aquí vamos con la solución para tu crema de berenjena ahumada.

Berenjena Ahumada

Berenjena Ahumada

Receta por Rómulo DíazPlato: DipCocina: InternacionalDificultad: Fácil
Comensales

2

personas
Preparación

20

Cocciónminutos
Calories

185

kcal

COMO PREPARAR BERENJENA AHUMADA

Ingredientes

  • 1 berenjena grande

  • 1 cebolla blanca

  • 1 diente de ajo

  • 1 patata/papa

  • 20ml de Aceite de oliva

  • 50ml de Leche

  • Sal

  • Pimienta

Pasos

  • Posamos la berenjena directamente sobre la hornalla de la cocina, a fuego directo. La vamos rotando con una pinza hasta que su piel se encuentre arrugada en su totalidad.
  • Vamos triturando los dientes de ajo y apretamos bien con la ayuda de un mortero buscando una consistencia similar a una pasta.
  • Quitamos la berenjena del fuego y partimos al medio con un cuchillo para retirar toda pulpa con ayuda de una cuchara.
    OPCIONAL: Puedes elegir cortar con un cuchillo fino la piel, optando por dejar pequeñas partecitas de piel que aumentarán el sabor ahumado.
  • Unimos a la pasta de ajo y exprimimos el jugo de nuestro limón sobre esta mezcla. Sumamos sal, comino y pimienta molida y agregamos un pequeño trozo de manteca para que se funda con el calor que aún conserva la pulpa.
  • Trituramos con ayuda de la procesadora todo el resultado.
  • Agregamos y decoramos con aceite de oliva.

Notas

  • Por favor, procura siempre lavar cuidadosamente tu fruta o verdura. Es nuestra recomendación para una cocina saludable y fresca.
  • Antes de cocinarlas, es muy importante quitarle el sabor amargo, y para eso deberás pelarlas y cortarlas a lo largo, en láminas de aproximadamente 1 centímetro de grosor. Luego colocarla sobre un papel absorbente y salar de forma abundante. Ahora es tiempo de dejarlas reposar hasta verlas “transpiradas”. Esto nos indica que han perdido líquido y ya se encuentran listas. Finalmente recuerda secarlas bien, retirando todo el jugo y su amargor.
  • Otra alternativa es colocarlas en leche para que se remojen un rato para luego secarlas con papel absorbente. Este procedimiento nos dará una textura mucho más suave y delicada, quitando al mismo tiempo el sabor amargo.
  • RECUERDA CORTAS LAS BERENJENAS JUSTO ANTES DE EMPEZAR A COCINAR
  • Como muchas otras verduras, se oxidan rápidamente. Es por esto que siempre recomendamos que se corten en el momento y no dejarlas de horas antes (y peor días!), para evitar que se pongan feas.

Listo. Lo lograste!

Se puede servir tibio para acompañar carnes o frío como entrada con un fresco aperitivo. Si gusta, puedes servirlo en la mesa repartido en dips individuales para cada comensal. ¡Ellos entantados!

HAY MAS DE DONDE VINO ESTA RECETA

Si estás interesada/o en conocer más variables para salsas de berenjena, te recomiendo pasarte por crema de berenjenas, ¡sabrosura garantizada!


¡Anímate y prepárala! Somos tu mejor ayudante de cocina.
Dejanos tu comentario para saber cuán deliciosas te han quedado y con quién lo has compartido.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *